Toda la vida de Barry Meguiar ha girado en torno al amor y el cuidado de los automóviles, pero lo que realmente lo hace tan único, es su pasión ardiente por tratar de expandir esta afición. Durante décadas, ha viajado por el mundo compartiendo su pasión por los coches, entregando apoyo a las personas y a eventos automotrices. Con el poder del internet y los teléfonos de nueva generación, Barry Meguiar vio a los Car Crazy como la oportunidad perfecta para unir a millones de aficionados por los autos alrededor del mundo utilizando esta tecnología de punta.